LA TEORÍA DEL CALÓRICO

Aristóteles consideraba el Fuego como uno de los cuatro elementos y en virtud de esta hipótesis podía explicar de forma cualitativa gran parte del comportamiento observado en los cuerpos calientes. Posteriormente, se pensó que el calor era un fluido material -llamado calórico por Lavoisier en 1.787-. Así, un cuerpo caliente tendría mucho contenido de calórico y un cuerpo frio, poco. A partir de los experimentos realizados durante los siglos XVII y XVIII se fueron asignando propiedades al calórico:

  • Las partículas de calórico, al contrario de la materia ordinaria, se repelen entre sí.
  • Las partículas de calórico son atraidas por las de la materia ordinaria.
  • La cantidad de calórico permanece constante en todos los procesos térmicos.

La idea de que el calor era una forma de materia no debería sorprendernos, pues la teoría del calórico resultó bastante útil, como veremos seguidamente. Después de todo, las hipótesis falsas pueden explicar cosas, al menos superficialmente.

Explica, mediante la teoría del calórico, los principales fenómenos relacionados con el calor:
(a) El equilibrio térmico que se alcanza cuando dos cuerpos a diferente temperatura se ponen en contacto.
(b) La dilatación de las sustancias al calentarlas.
(c) Los cambios de estado.
(d) El “calor que aparece” cuando se frotan o golpean los cuerpos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s