ATOMISMO: SEGUNDO ADVENIMIENTO

La siguiente cita muestra una serie de razones a favor del atomismo:

‘La mortaja que oscureció al atomismo a lo largo de la Edad Media se desvaneció cuando la física aristotélica inició su caida a comienzos del siglo XVII. Torricelli, discípulo de Galileo en los últimos meses de la vida del maestro, creó un vacío bastante aceptable en un tubo de vidrio sobre una columna de mercurio y, en 1650, von Guericke construyó la primera bomba mecánica de vacío. Los gases podían comprimirse y expandirse como si estuvieran constituídos por partículas discretas separadas en el vacío por grandes distancias sujetas a cambio.

La elasticidad del aire condujo a Boyle a abrazar el atomismocomo posible explicación de los resultados de sus experimentos “físicomecánicos”.

Otros encontraron evidencia favorable a la hipótesis atómica en la regularidad de las formaciones cristalinas, que implicaban una estructura oculta bajo la superficie visible. Hooke dijo en 1665 que ciertas estructuras cristalinas aparecían por el empaquetamiento compacto de diminutas partículas constituyentes de forma esférica:los átomos se apilaban, capa sobre capa, como balas de cañón.

Otros se convencían por la naturaleza de los procesos de mezcla. El hecho de que los granos de sal se disuelvan y desaparezcan en el agua, sugiere que los líquidos no son continuos sino que poseen espacios vacíos. Un vaso de alcohol combinado con uno de agua se acomodan para formar algo menos que los dos vasos separados -de nuevo, los átomos parecen deslizarse unos entre otros, llenando huecos-. Una gotita de tinta o tintura echada en un vaso de agua se distribuye lenta y uniformemente por sí misma, sugiriendo que las partículas se mezclan unas con otras: una mezcla de átomos en movimiento que colisionan. Similarmente, el olor del aceite de las salchichas puede llenar una casa en cuestión de minutos, lo cual también convenció a los eruditos del siglo XVII.

Entre los creyentes se incluían Galileo, Gassendi, Bacon, Boyle, Hooke, Newton y Leibniz, por no citar más que a unos pocos, pero la evidencia cuantitativa era bastante menos impresionante que la lista de los seguidores. Aunque el atomismo era una descripción muy atractiva, parecía estar más allá de la posibilidad de comprobación, y esto redujo su utilidad, cuando no su credibilidad. Los pequeños granitos no habían dejado todavía ninguna marca que pudiera ser cuantificada.’

(HECHT, E. ‘Física en perspectiva’, 1987).

Resume los hechos más significativos que conozcas en favor del modelo discontinuo de la materia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s